Unas líneas en una pantalla

 

Saul Bass fue el hombre que hacía películas dentro de las películas. El que hizo que los títulos de crédito adquirieran rango verdaderamente artístico. El tipo en quien los directores confiaban ciegamente para que abriera la función y fluyese la trama, pero Bass construía tramas dentro de la trama. Scorsese, Spielberg, Preminger y, sobre todo, Hitchcock lo amaban. Almodóvar se ha educado viendo estos fragmentos de genio.

Y la muy mía favorita, la que me regalo de vez en cuando, sin necesidad de ver el film entero, solo por el hecho de disfrutar la pieza por lo que vale por sí misma. North by northwest.

Golosina extra para los sibaritas de los créditos (*).

No es Bass, pero como si lo fuese: la obra maestra de los títulos de crédito de los últimos años… Catch me if you can (Atrápame si puedes, Steven Spielberg), creada por Kuntzel y Deygas.

Emilio Calvo de Mora
Anuncios